El padrino de Raúl Castro

Llevamos décadas viendo como Cuba se viene abajo. Desde que la URSS se convirtió en Rusia a penas, los hermanos Castro, Fidel y Raúl (Ramón no andaba en la vaina), andan haciendo equilibrios, intentando sacarse de la manga cartas que no existen; y resisten en un régimen de espionaje vecinal y cartilla de racionamiento que pasará a la Historia de la Humanidad por su duración.

            Corrieron tantos años de silencio en Cuba que la gente del mundo se fue creyendo lo que contó el régimen castrista y no tiene en cuenta lo que calló.

            Hace poco apareció en España Nocturno de La Habana, versión castellana de Havana Nocturn, de J.T. English. El libro está muy bien, es recomendable porque cuenta con acierto partes de la verdad. Lo que pasa es que English, como Chatwin, el autor de In Patagonia, no pudo saber todo porque sólo habla inglés y debe de entender algo de castellano. Pero nada de gallego.

            Si hubiera hablado con gallegos viejos sabría de relaciones que llevan a sospechar por qué la revolución cubana sucedió como se conoce (si Chatwin hubiera hablado con viejos gallegos de la Patagonia habría entendido qué pasó en la revolución que dirigió el joven anarquista Antonio Soto, natural de Ferrol como Franco).

            Entre las múltiples curiosidades que contaban los gallegos de Cuba está lo que sigue:

            El padrino de Raulito Castro era Fulgencio Batista, algo muy importante en Cuba porque allá el padrino no solo lleva al chico a bautizar sino quien le abre las puertas de por vida. Ahí están las fotos: Raulito en brazos del Mulato Lindo.

            ¿Y cómo pasó eso?

            Porque el viejo Castro un gallego medio desalmado, exprimidor de obreros a favor de los amos yanquis era buen amigo del sargento que dio el sargentazo y llegó a presidente democráticamente la primera vez. Decían los gallegos que Ángel Castro y Fulgencio Zaldívar (ojo, que su padre natural, Batista, no le concedió apellido) habían trabajado juntos en el “ferrocarril de los americanos”. De ahí los lazos de unión entre los Zaldívar de Banes y los Castro de Birán (sitios muy cercanos: mírese el mapa).

            Depués habría que hablar de la relación entre los Zaldívar (hijos del viejo Batista), los Díaz-Balart y los Castro (Myrta se casó con Fidel; Rafael era batistiano). Pero eso lo vamos a dejar para otro capítulo.

            Por cierto, ¿sabe el amable lector de dónde sale la supuesta amistad entre Fidel Castro y Manuel Fraga? Otra curiosidad de la relación de Galicia con la antigua provincia de Ultramar llamada Cuba.

            Seguiremos informando.

Share