Presentación de Habana flash en la Feria del libro de A Coruña

HabanaFlash2009Coruña«[…] A continuación acudimos a la presentación de la versión castellana de un referente imprescindible de la crónica literaria de viajes, La Habana Flash, ahora en versión castellana en Nowtilus. Aunque la presencia del editor madrileño no fue posible, Xavier Alcalá se vio acompañado por dos personas de máximo calibre intelectual en la mesa y abrigado por un público expectante que llenó la carpa doble que este año proveyó la organización de la Feria.

La primera intervención fue de Francisco Fernández Naval, quien pudo confirmar ante todos la pertinencia de las aseveraciones implícitas y explícitas del autor en su valoración general sobre las virtudes y defectos del régime n cubano. Ofreció, también, datos sobre los cambios de este país en los últimos años, contrastando sus propias experiencias en los noventa y en la actualidad, lo que supuso un testimonio de primera mano para los asistentes.

La siguiente intervención, a cargo de Marcelino Fernández Mallo no fue de menos calado. Constató, desde lo padecido por su propia familia, como el proceso revolucionario cubano se apropió de los bienes de tantos gallegos para luego dilapidar los frutos del trabajo en una política de represión acompañada de una nefasta gestión de los recursos.

Partiendo de un evidente respeto por los principios socialistas que fundamentaron la Revolución, y reconociendo antes  que nada el estado de injusticia social de la Cuba pre-revolucionaria, un miembro del público lamentó que en la actualidad la prostitución alcance habitualmente el 25% de la juventud, y que en ocasiones llegue al 50%. Datos similares a estos y otros muchos sacados de entrevistas personales con testigos directos sirvieron a Alcalá para componer esta investigación histórica  con barniz literario. Nos recordó, por ejemplo, que existía una comunidad de pescadores originarios de Ferrol y A Coruña que se mantenía en régimen de cooperativa usando una flota compuesta por barcos de energía mixta, a motor y a vela; y cómo después de ser todos requisados por el nuevo gobierno a un colectivo que ya trabajaba de un modo socializado, los mandatarios ordenaron retirar los mástiles de las embarcaciones para evitar una imagen de industria subdesarrollada. Aquello fue imcomprensible para unos pescadores que conocían el ahorro de aquel sistema mixto de navegación, como aún más el abandono posterior de aquella flota que nadie  pudo ya usar, y que poco a poco se fue hundiendo en los muelles por total desatención. Una investigación y una reelaboración literarias que a Xavier Alcalá llevó, debido a su compromiso con el rigor informativo, la verdacidaz histórica y la sensibilidad literaria para con aquello que surje del esfuerzo digno de los gallegos en Cuba, a ver cómo le cerraban las puertas en este país. Es el precio que a veces hay que pagar por poseer un criterio personal y estar dispuesto a asumir las consecuencias de su defensa. O, dicho de un modo más simple, el precio de la dignidad intelectual.» (Ler completo en O levantador de minas)




Share