Pena de Portugal

“Da Espanha, nem bom vento nem bom casamento…” Hasta Madrid llegan ecos lacrimógenos del partido de fútbol que perdió la selección portuguesa por un tiro de castigo de esos con que acaban los juegos como si fueran duelos… Para mí fue una pena que no ganase “Portugal”. Me hubiera divertido muchísimo ver a los “rojos” mesándose las cabelleras (para ellos, los portugueses son una especie de gallegos separatistas y llorones).
El caso es que, mientras corría el partido, yo -que estaba en San Juan de Puerto Rico- tenía una pantalla de televisión el fondo y pude comprobar algo extraño: el españolismo de los puertorriqueños. Gente a la que sólo le interesa el baseball (como a los cubanos, que dicen odiar a los yanquis, inventores de ese deporte), no se apartaba del televisor.
La “ola roja” llega hasta las playas boricuas. Los nativos preparan un encuentro con los conquistadores, “Puerto Rico versus España”. Dicen que están todos los “boletos” vendidos… Que se pare el mundo, que me apeo.

Share