Cuba: un drama demasiado largo

A principios de 1959, la revista ‘Bohemia’ publicó su “edición de la libertad”. Había caído el régimen brutal de Batista y un gobierno provisional parecía que iba a devolver el país a la democracia formal. Entonces la revista publicó lo que la mordaza de la tiranía le impidiera enseñar al mundo. Aparecen fotos terribles, de cadáveres destrozados y de madres reclamando a sus hijos desaparecidos. Huídos los criminales que pudieron, ajusticiados otros, se diría que había terminado el drama. Pero no fue así: los Castro Ruz maniobraron y vino lo que vino: más muerte, más exilio, campos de internamiento para lavado de cerebros… Parecería que el mundo no supiera echar cuentas, pero son muy sencillas: desde el golpe de estado de Batista, en 1952, hasta hoy ya han pasado 60 años; y Cuba sigue sin libertad (y con hambre).

Share